Música

Adriana Lucía celebra 25 años de carrera súper concierto “que no me falte la voz tour 2022” 

Un canto a la vida con sabor a Porro, Cumbia, Vallenato y Porrock. 

TEATRO ABC OCTUBRE 7, 8:00 PM 

Un viaje que recorre su historia musical de la mano de los sonidos que le han dado identidad y un sello personal como artista en estos 25 años. El amor por sus raíces plasmado en cada letra, en cada acorde, en cada canción.  

Hablar de Adriana Lucía es hablar de una artista colombiana que ha logrado trascender a su propia historia. Que ha evolucionado como artista en cada vuelo que le ha dado a su carrera. La misma que llevó el porro, la cumbia y el vallenato a otro nivel con un sello personal inconfundible y a quien el amor por su tierra y su cultura lo lleva tatuado en el alma y en el corazón.  

25 años después Adriana Lucía ha sabido llevar con orgullo la bandera de su tierra. Su música es inconfundible porque tiene ese sonido particular que la define como intérprete, compositora y como artista.Nominada al Latin Grammy 2017 por Porrock en la categoría de “Mejor Álbum de Fusión Tropical” y nominada al Latin Grammy 2008 por «Mejor Álbum Tropical” con Porro Nuevo, la colombiana ha dejado huella en la escena musical y logrado trascender más allá de nuestras propias fronteras.  

¿Cómo será la puesta en escena del concierto? 

Va a estar muy emocionante porque va a ser un recorrido por todos los años, voy a tener invitados musicales, va ser muy emotivo, vamos a reír, vamos a llorar, vamos a festejar juntos. Una puesta en escena muy poderosa donde el centro sin duda, es la música, pero alrededor de la música vamos a tejer historias y a contar muchos entre cantos y cuentos.  

25 años haciendo historia con un sonido muy personal, como los resume? 

Ha pasado mucho tiempo. Siempre les digo a los nuevos artistas que este es un trabajo de paciencia, resistencia y no de velocidad.  Han sido años de mucha resistencia, de insistir de no darse por vencido, pero también de grandes logros y eso hace que me llene de mucha gratitud porque es gracias a la gente que tengo una carrera, a quienes han creído en mí, en todas las etapas de mi vida. Mucha esperanza de seguir haciendo más música. Aquí sigo vigente haciendo canciones para des. Así que, en ese concierto se van a encontrar con un recorrido por toda mi vida musical, desde mis inicios hasta Lucho Bermúdez. Una montaña rusa de emociones y de canciones.  

El porro, ¿la cumbia y el vallenato han tenido de la mano de Adriana Lucía un sello auténtico, como ha vivido ese proceso? 

Hay muchos artistas que han hecho el camino para artistas que, como yo, hoy estamos haciendo música. No tenemos un referente o referentes claros para proponer las nuevas sonoridades. Lo que hago es tomar a todas esas personas que ya hicieron historia e intentar conectar sus ritmos con otros ritmos un poco más universales. Somos producto de la mixtura, de la gente que trajo música de otros lados. Es muy fácil poder conectar el porro y encontrar sus afinidades con el dance hall o con el jazz, pero hay que partir del respeto y también del conocimiento. La cumbia es nuestro ritmo más universal, los colombianos quizá no le hemos dado el valor que se merece porque hay gente de otros lugares proponiendo sonidos de cumbia y en eso creo que hemos fallado un poco. Creo que es un trabajo que no termina y el proceso es poner toda esa música que tanto gusta como el bullerengue, el porro, la cumbia, la champeta, el vallenato y tratar de conectarlos con algo más universal.  

Compositora de canciones para artistas como Marc Anthony, Paulina Rubio y Pablo Alborán, entre otros. Directora y Guionista de «Porro Hecho en Colombia» una película que sigue su sueño de preservar la cultura y los sonidos de su tierra. Adriana Lucía no se detiene, el espectro que la música le ofrece la tiene inmersa en cada nueva idea, proyecto y en las ganas que tiene de seguir haciendo música y llevarla a un lenguaje más universal.  

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba